viernes, 10 de julio de 2015

Ronda de dibujines

En lo que mi compañero Dani prepara los siguientes posts sobre Jurassic World (tras la entrada sobre los personajes, llegarán otras sobre la historia, la música y los dinosaurios), descansemos un poco de la saga jurásica de moda. Si os parece bien, volvemos por hoy al mundo de la ilustración, y lo hacemos con una ronda de dibujillos que he hecho últimamente. Como ando escaso de tiempo y además soy un poco vago y huevón, la mayoría son bocetos e ideas poco elaboradas y cuidadas, y es posible que haya fallitos de proporciones, anatomía o cosas del estilo. Aún así, espero que las disfrutéis.

Vamos allá, de más antigua a más moderna:


Empezamos con este primer plano de Baryonyx, surgiendo amenazador de la oscuridad (por alguna extraña razón, me imagino una escena nocturna y desapacible, con esta música malrollera de la banda sonora de la serie de televisión "Dexter". Como curiosidad, esta pieza está hecha con el dedo en una aplicación del teléfono móvil.


En este boceto seguimos con los espinosáuridos, aunque además ahora le añadimos a nuestro querido Concavenator. El espinosáurido es, de nuevo, Baryonyx, o al menos algo parecido. Sin embargo, no estoy completamente seguro de que fueran contemporáneos, así que si lo preferís podemos dejarlo como un espinosáurido indeterminado, o como un ejercicio de especulación/fantasía. Aunque el espinosáurido es más grande, por alguna razón lo imagino como un animal relativamente más tranquilo que otros carnívoros (¿quizás debido a su dieta piscívora?). No resulta complicado visualizar, por lo tanto, a este dinosaurio batiéndose en retirada cuando se encuentra con otros más belicosos, como esta pareja de Concavenator (de nuevo, todo esto es fantasía: no hay la más mínima evidencia de comportamiento en unos u otros). En este dibujo me gustaba como quedaba la textura del papel arrugado, así que decidí dejarla como parte de la pieza.


Precisamente ese efecto del mencionado papel arrugado me motivó a intentar integrar un par de bocetillos que tenía por ahí sueltos en una sola pieza, sobre un fondo que simulara un lienzo o una hoja sucia. Así pues, cogí esas cabezas del pterosaurio Geosternbergia y del gorgonópsido Inostrancevia que había hecho a mano, las coloreé con Photoshop y las coloqué sobre el fondo. ¡Y este es el resultado! (he de reconocer que la coloración del gorgonópsido no es especialmente original o arriesgada, aunque la intención original es que la cabeza fuera más negra). 


Llegamos al único dibujo de hoy que está realmente trabajado: esta escena submarina del hupehsuquio Hupehsuchus (valga la redundancia). Aunque los primeros ejemplares se conocen desde los años 50, no ha sido hasta muy recientemente cuando se ha empezado a tener una idea más clara de lo que eran estos bichos. Los hupehsuquios son un grupo de reptiles marinos del Triásico Inferior encontrados exclusivamente en China, y los cuales se cree hoy en día que estaban emparentados con los ictiosaurios. Eran formas no muy grandes, con bocas sin dientes  y con una robusta construcción ósea. Recientemente se ha encontrado un nuevo ejemplar de Hupehsuchus que muestra un estructura de filtración en el interior de la boca, y lo que parece una evidencia de presencia de una bolsa en la garganta. La interpretación de los autores es que estos animales se alimentaban por filtración. Me atrajo mucho la idea de hacer una ilustración de esto, con un hupehsuquio recorriendo el fondo marino, inflando su garganta y levantando todo el sedimento. Un par de piedras contra mi propio tejado: la morfología de las aletas traseras no es así, y además estos organismos tenían unos pequeños osteodermos en la zona dorsal (los cuales contribuían al alto grado de compactación esquelética). Está hecho íntegramente con  Photoshop, por cierto.


¿He dicho que por hoy íbamos a descansar de Jurassic World? Eso no es del todo cierto, me temo. En las semanas previas al estreno se nos notaba el histerismo y las ganas de ver la película, lo que me llevó a multitud de bocetillos guarros y desechados. Uno de ellos, sin embargo, soñaba con un futuro mejor: un futuro en el que los dinosaurios de la saga Jurassic Park estuvieran emplumados (qué profundo me he puesto, leñe xD). Lo que quería conseguir con este dibujo era mostrar que se podían hacer "raptores" emplumados, pero que a la vez fueran lo suficientemente amenazadores y reconocibles como pertenecientes al universo de JP. Fijaos que lo que hay aquí ni siquiera se corresponde con un dromeosaurio real, sino con una versión "más correcta" de los raptores de Parque Jurásico y sus secuelas. Este y este son un par de ejemplos más que muestran que los raptores de JP con plumas podrían ser igual de molones. Hecho a mano, coloreado con el fotochó y con un fondo que es una foto de una selva encontrada por Internet pasada por mil filtros.


Y para acabar, una pieza de ayer mismo. De nuevo, volviendo a los espinosáuridos (al menos en parte), y volviendo también a la opción de un fondo similar a un lienzo para completar bocetillos hechos a mano. En blanco y negro, sin colorear, tenéis al extraño Spinosaurus, todavía más extraño tras el lavado de cara del año pasado. En la imagen a cuerpo completo de este dinosaurio he intentado conseguir una postura bípeda estándar a partir de las extrañas proporciones que se le asignan hoy en día (he de decir que me cuesta muchísimo tragar con la idea del espinosaurio cuadrúpedo). Como curiosidad, el detalle del pie muestra las características falanges ungueales cortas y planas, y juega con la idea de la membrana entre los dedos (no puedo decir precisamente que sea el primero que hace esto). Y en primer plano, pues otro dinosaurio de Las Hoyas: Pelecanimimus polyodon. He intentando que no quedara muy "casuariano", pero lo cierto es que se parece bastante a este pájaro. Es lo esperable cuando utilizas protoplumas oscuras y colores azulados, supongo.

-----------------

¡Seguid visitándonos! ¡Pronto tendremos más entradas!

2 comentarios:

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Lo cierto es que ya hace unos días que me había pasado por tu página de Deviantart, así que los había visto casi todos, aparte de las caricaturas (valía la pena que hubieras incluído la del Chilesaurus y el Yi qi; tan irónico como la propia realidad, a mí me arrancó una sonrisa). Y a pesar de tu autocrítica, el Hupehsuchus te ha quedado genial. Y al estar en formato digital tampoco debería ser difícil corregir esos detalles.

A ver si me pongo las pilas y empiezo a hacer algo, que tengo la actividad bastante abandonada desde hace ya demasiado tiempo (que sepas que a vago y huevón, yo me llevo la palma).;)

Carlosdino dijo...

Gracias una vez más por tus palabras, Miguel Ángel. Pensé en meterla, tanto esa como la de los espinosáuridos, pero me pareció que estaban un poco fuera de lugar respecto a los demás dibujos.

Yo espero tus trabajos, que eres un artistazo!